• Ahora, las mejores prácticas para mejorar la infraestructura de hospitales

Default Alternative Text

Los hospitales de todo el mundo tienen dificultades para cubrir las demandas de calidad en el cuidado del paciente y las eficiencias operativas. El diseño y la implementación de una "infraestructura tecnológica inteligente" para ayudar a satisfacer estas necesidades recae en los ingenieros y técnicos en el cuidado de la salud y su equipo de profesionistas. Entender las mejores prácticas para migrar a una infraestructura mejorada puede guiarlos en este complejo pero benéfico proyecto.

¿Qué es una infraestructura tecnológica inteligente?
Mediante tecnología de comunicación de información, así como de protocolos de comunicación inalámbrica y móvil, la infraestructura tecnológica inteligente genera eficiencia en toda la organización. La infraestructura, que actúa como sistema nervioso central del hospital, integra y posibilita las comunicaciones entre sistemas dispares, como energía, aire acondicionado, iluminación, seguridad e informática. Cuando los sistemas del hospital pueden "comunicarse" entre sí, la infraestructura completa es más sólida y emplea todos los recursos eficazmente.

Diseño de una infraestructura inteligente
La infraestructura inteligente de hospitales facilita aplicaciones que mejoran la eficiencia del personal y la experiencia del paciente. Esto maximizaría el tiempo de funcionamiento del sistema, la resiliencia y la distribución; al mismo tiempo que mejoraría la eficiencia energética, la seguridad del paciente y del personal, así como la comodidad del paciente. Beneficios resultantes incluyen la salvaguarda de datos, asegurando la red flexible y comunicaciones inalámbricas, manteniendo confiabilidad, y adaptabilidad a la expansión.

Paso 1: Identificar requisitos funcionales

  • Al momento de diseñar una infraestructura tecnológica inteligente, es necesario que los ingenieros reúnan los requisitos funcionales, lógicos y de mantenimiento. La seguridad de la red, la disponibilidad, las distribuciones de edificios y el cableado determinan los requisitos lógicos y funcionales. Los requisitos funcionales son lo más importante, ya que la red debe satisfacer las necesidades de los usuarios finales (pacientes y personal) y ajustar el sistema técnico, así como las aplicaciones que soportan.

Los factores que influyen en la eficiencia general del diseño incluyen:
  • Colindancia departamental
  • Ventanas versus sin ventanas
  • Diseño acústico
  • Control de infecciones
  • Ingeniería médica
  • Habitaciones sencillas versus dobles
  • Servicios unificados
  • Superficies de pisos y paredes
  • Infraestructura de la energía eléctrica
  • Seguridad y protección
  • Gráfico 1: Diseño funcional de la infraestructura inteligente del hospital

Graphic_1.jpg

Paso 2: Planeación de un diseño lógico

El diseño lógico deriva sus requisitos de los requisitos funcionales, y abarca protocolos, topología y seguridad de la red. A pesar de que el diseño físico es el último paso del proceso de diseño, se deben considerar las realidades físicas en el diseño lógico.

Gráfico 2: Diseño de red lógico simplificado

Graphic_2.jpg

Para un rediseño tecnológico en hospitales existentes, los ingenieros confían en procesos comprobados para determinar el tipo y grado de ineficiencias y desperdicio. Las áreas a examinar incluyen:

  • Defectos: errores por prescripción de medicamentos y equipo quirúrgico incompleto
  • Sobreproducción: itinerario inapropiado
  • Transportación: distancia entre departamentos relacionados
  • Movimiento: ergonomía pobre
  • Inventario: almacenes excesivos que caducan
  • Espera: por parte de pacientes o personal
  • Sobreprocesamientos: esfuerzos duplicados entre diferentes departamentos
  • Potencial del personal: infrautilización de aptitudes del personal

Paso 3: Mantener una red eficiente

Por lo regular se ve obstaculizada por trabajos atrasados, muchos proveedores del cuidado de la salud se encuentran con el desafío de alcanzar niveles de mantenimiento satisfactorios. Esta deficiencia puede afectar los servicios de salud que dependen de la aplicación tecnológica para funcionar sin falla. Una infraestructura tecnológica inteligente puede brindar un enfoque diferente para mejorar estándares de mantenimiento.

Algunas infraestructuras tecnológicas habilitan planes de mantenimiento más inteligentes y con mayor predicción. Por ejemplo, el monitoreo basado en condiciones emplea un software avanzado e información dentro del equipo hospitalario para priorizar el mantenimiento programado en el equipo que lo necesite, y reduce el mantenimiento planeado en el equipo que no lo necesite. Los técnicos pueden hacer uso de esa misma información para mantenimiento predictivo, utilizando un análisis del software para predecir fallas o condiciones de falla con anticipación, permitiéndoles tomar las medidas correctivas necesarias antes de presentarse algún problema.

Paso 4: Mencionar a los especialistas apropiados

Las personas y sus habilidades son un factor crítico de éxito para las organizaciones que pretenden lograr sus objetivos de migración de infraestructura tecnológica inteligente hospitalaria. El personal de operaciones debería considerar lo siguiente:
• Identificar un consultor tecnológico de confianza con experiencia en implementaciones
• Trabajar con su consultor tecnológico para evaluar los procesos existentes y encontrar oportunidades de reducción de desperdicios y eficiencia
• Seleccionar contratistas calificados para mejores propuestas de valor

La implementación de una infraestructura tecnológica inteligente ofrece beneficios significativos y es altamente escalable, con un rango que comprende desde una mejora única en un solo departamento hasta una infraestructura tecnológica integrada completa en un hospital nuevo, y se compensa al mejorar la atención del paciente, la sostenibilidad y la salud financiera.

Schneider Electric ofrece esta guía para las mejores prácticas de: Consideraciones de planificación para migraciones a infraestructuras con tecnología inteligente para hospitales.
Más información